Esta iniciativa tiene por objetivo principal crear para la pequeña y mediana empresa un modelo energético de carácter autonómico que sea sostenible, integrador de inquietudes y orientado a reducir en primer lugar la demanda energética y la utilización coherente de los recursos existentes.

Y como camino para conseguir ese objetivo es necesario desarrollar una estrategia que permita alcanzarlo a la mayor brevedad.

Con este planteamiento se pretenden desarrollar diferentes documentos que una vez consensuados por todos los participantes y asumiéndose los compromisos adquiridos sirva para desarrollar una hoja de ruta que permita tener un modelo energético eficaz, sostenibles y viable para nuestra sociedad.

Los documentos resultantes con su correspondiente aceptación por todas las partes, serán presentados a las instituciones legislativas para que puedan tramitar aquellos aspectos que requieran cambios normativos, jurídicos o legislativos y del mismo modo serán presentados tanto los resultados como los compromisos a la sociedad.

Los objetivos finales de proceso son claros, concretos, precisos y necesarios:
  1. Generar empleo de calidad
  2. Generar empleo estable
  3. Mejorar la competitividad
  4. Crear y generar negocios sostenibles